La vida es pisto

Llevaba varios días con ganas de pisto, así que no he podido esperar más. En cuanto he vuelto de pasear a Cástor esta noche, me he puesto a cocinarlo, y la verdad que está muy sabroso.  Esta receta (una de mis favoritas, al igual que el libro del cual lleva el título), se la quiero dedicar a mi Nati, una gran persona y gran amiga a la que echo de menos todos y cada uno de los días.  Y casi tanto como a ella, echo de menos su bar: Celtic Cross (en C/ Correo Viejo 5 de Málaga). Qué ganitas de una media pinta de murphy’s bien servida, con su espumita y la compañía de tanta buena gente que han hecho de ese bar mi sitio favorito. Nati va por ti y por los nuestros. Hasta por algún perchelero que yo me sé… Os quiero y no me olvido de vosotros.

Ingredientes:

  • 1 pimiento
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín
  • 1 berenjena
  • 2 patatas
  • 250 grs de tomate triturado
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Elaboración:

Lavar todo muy bien y picarlo en daditos. Calentar el aceite en una cacerola, sofreír primero la cebolla y el pimiento. Cuando estén algo tiernos añadir la berenjena y el calabacín y echarles sal. Dejar a fuego lento unos minutos hasta que se queden tiernos pero enteritos.

Añadir el tomate triturado, rectificar de sal, y dejar hacer hasta que se haga el tomate, a fuego medio-bajo, durante unos 8-10 min.

Aparte pelar y picar las patatas también en cuadraditos y freírlas. Escurrir y reservar.

Una vez que esté hecho el tomate, añadiremos las patatas y dejaremos al fuego un par de minutos más.

P.D. Nati, ¿ tú me has llamao ?  jajaja 😛

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Cazuelitas y potajes, Recetas dedicadas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a La vida es pisto

  1. Nati Barreno Fernández dijo:

    YO si que te quiero!!!! Ayyyy, que ilusión tener un pisto para mi. Besos mi niña querida, y no, hoy no te he llamado, pero algún día lo haré.

Deja un comentario