Tortilla de patatas vegana

Estos días estoy aprovechando para actualizar el blog de recetas,

me acabo de dar cuenta de que no había subido mi tortilla!!!

La verdad es que esta foto es de la primera que hice

que no salió nada mal, aunque ahora estoy perfeccionando la técnica jeje

Ésta, está hecha con harina de garbanzos,

aunque ahora prefiero hacerlas con harina para rebozar sin huevo

que salen más jugosas 😀

Os paso la receta 🙂 con las dos versiones

Ingredientes:

  • 3 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento
  • sal
  • tomillo y romero
  • aceite
  • harina de garbanzos/ harina para rebozar sin huevo Yolanda
  • agua

Elaboración:

Cortamos las patatas en daditos, y la cebolla y el pimiento

como más os guste, en daditos o en tiras.

Se echa sal y se fríe en aceite caliente, hasta que esté todo tierno.

También podéis hacer patatas a lo pobre y lo que os sobre,

lo aprovecháis para hacer la tortilla.

Se escurre y se reserva.

Si la haces con harina de garbanzo:

Mezclar la harina de garbanzo con agua, echar sal.

Tiene que quedar con una consistencia líquida.

Tened en cuenta que debe ser suficiente para cubrir todo el relleno

de la tortilla.

No os pongo las medidas porque no las recuerdo,

ya que yo siempre cocino a ojo jeje y ya os he dicho que la hago ahora con la otra.

Si la repito en breve, anotaré por aquí las medidas 😀

Hay que tener en cuenta que la harina de garbanzo tiene mucho sabor,

por eso si queréis, podéis rebajarlo con una cucharada de vinagre.

(En el blog podéis encontrar más recetas con harina Yolanda,

es más suave y a mi gusto, quedan más sabrosas las tortillas).

Si la hacéis con harina para rebozar sin huevo:

Básicamente es similar, se mezcla el harina con agua y sal,

hay que tener en cuenta que esta harina es más ligera que la de garbanzos,

y no tiene ese sabor, por lo que no hay que rebajarla con vinagre.

La idea es que la consistencia quede más ligera que el huevo batido.

En los envases suelen venir las instrucciones

Bueno, cuando tenga la consistencia para la tortilla

la mezclamos con el relleno y echamos las hierbas.

Echamos un chorrito de aceite en la sartén, lo calentamos y lo distribuímos

por la superficie. Añadimos la masita, cuidando que no quede

muy gruesa para que se haga bien por dentro.

Vamos moviendo la sartén para que no se pegue, yo la he puesto a hacer a fuego bajito

y tapada. A los tres minutos, le he dado la vuelta. Lo suyo es darle varias vueltas para

asegurarnos de que se queda bien hecha y no se quema.

Ideal para acompañar con veganesa.

Esta entrada fue publicada en Tortillas y revueltos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario